sábado, 15 de noviembre de 2014

Hoy



He vuelto a sorprenderme soñando con tus brazos,
soñando con el olor de tu piel.

Desperté confundida en una atmósfera de felicidad,
que no supe encajar en mis entrañas.

Y sentí que nunca iba a olvidarlo,
pero recordar con alegría, es un sentimiento nuevo.

Quizá comprendí lo que Queda prohibido,
y aprendí a concentrarme en lo bueno para borrar lo malo.

Y quedaron prohibidas las lágrimas sin excusas,
olvidar sus ojos brillantes llenos de vida.

Quedó prohibido levantarme sin saber qué hacer,
porque siempre hay algún camino por andar.

Y se convirtió en algo positivo el recuerdo,

sonreír es más difícil que enfadarte por lo que duele.

ZMD

Reservados todos los derechos

No hay comentarios:

Publicar un comentario